20.3 C
Carabobo
domingo, junio 16, 2024
Banner Coquille
Banner carpinteria
previous arrow
next arrow

¡Sábado saludable! Galletas de avena y cambur sin harina ni azúcar

Más leídas

Estas galletas de avena y cambur crujientes son una de las mejores opciones para consumir como postre, snacks o cuando se te antoja algo dulce.

Además, es una receta muy fácil de preparar que no contiene azúcar, harina ni aceite. Una opción deliciosa y muy saludable.

Lo ingredientes que necesitas:

Galletas de avena y cambur sin harina

Empieza lavando y pelando los cambures. A continuación, colócalos dentro de un bowl grande y, con ayuda de un tenedor, aplástalos hasta que se forme una compota.

No te preocupes si quedan pequeños trozos de fruta sin deshacer porque durante el horneado serán imperceptibles.

Vierte los huevos y mezcla bien, sigue utilizando el tenedor porque es realmente fácil combinarlos.

Incorpora la mantequilla de almendras o de maní y, si deseas, agrega un poco de esencia de vainilla para aromatizar la masa.

Además, si los plátanos no están muy maduros o te gusta que las galletas sean bien dulces, puedes integrar 30 gramos de miel o el edulcorante de tu preferencia.

Añade todos los ingredientes secos que son las hojuelas de avena, el polvo de hornear y, si te gustan las especias, agrega canela en polvo, nuez moscada molida, kion en polvo, entre otros.

Remueve bien utilizando el tenedor hasta que se vea una masa homogénea. En este paso puedes utilizar las manos si consideras que la mezcla está muy densa para mezclar.

Finalmente, divide la masa en bolas de 50 a 60 gramos cada una o utiliza una cuchara de helado para porcionarla.

No te preocupes si las bolitas no tienen una forma perfecta porque durante el horneado se expandirán y se hincharán.

Acomoda cada bolita en una placa con tapete de silicona o una hoja de papel manteca, deja 4 dedos de distancia entre unas y otras.

Procede a hornear en un horno precalentado a 180 °C por 20 minutos o hasta que se desprendan con facilidad del tapete de silicona y la base se vea bien dorada.

Cuando las galletas de avena y cambur fáciles estén listas, retíralas del horno, déjalas que enfríen un par de minutos y disfrútalas mientras están crujientes por fuera y tiernas por dentro.

Síguenos en TelegramInstagram y Twitter para mantenerte al día con las noticias
- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_img